Implantes de Titanio

Los implantes dentales son el nuevo protocolo de tratamiento para el reemplazo de dientes. Se aseguran al hueso para brindar un soporte permanente de coronas y dentaduras. Los implantes dentales y las coronas, son la solución a largo plazo para que se mantenga la función natural del diente perdido, y se busca que su apariencia coincida con la del diente original. El campo de la odontología está encontrando cada vez más el uso de los implantes de titanio.

¿Qué es un implante dental? El implante dental es una raíz dental artificial, la cual consiste en un tornillo de titanio que se inserta en el hueso de la mandíbula o del maxilar para sustituir el diente que falta como si fuese un diente natural. Los implantes dentales tienen una forma cilíndrica o cónica, con una longitud y un diámetro seleccionado de acuerdo con la cantidad del hueso. Como ya se ha demostrado, el implante dental no provoca ningún tipo de cambio adverso en el cuerpo. El implante dental está compuesto de dos partes principales: El tornillo. El pilar (el muñón). Proceso de colocación: El tornillo se inserta quirúrgicamente en el hueso mandibular o maxilar del paciente, mientras que el pilar tiene la función de crear una conexión entre el tornillo y la estructura protésica (corona dental). La corona no es parte del implante dental, pero juntos con el tornillo y el pilar, sustituye el diente que falta.

en_USEN